Noticias

Palmagro S.A. otra empresa que vulnera los derechos de sindicalización

Palmagro S.A. viene vulnerando los derechos de sindicalización de sus trabajadores. Esa es la denuncia que hace Sintraproaceites Nacional. A esta organización sindical llegaron varios trabajadores el pasado mes de agosto y se afiliaron, todo con el fin de mejorar su situación laboral al interior de la empresa. Pero las directivas de la compañía han sido implacables y por sus actitudes, dejan ver el irrespeto a los derechos humanos, principalmente al de asociación y sindicalización consagrado en el artículo 38 de la Constitución Política de Colombia.

Palmagro S.A. es una empresa dedicada al cultivo, extracción y procesamiento del aceite de palma. Tiene presencia en al menos 13 municipios del departamento del Cesar y su planta principal se ubica en el municipio del Paso. Según su página web, tiene casi 1.300 trabajadores.

Además, la empresa dice que es una de las accionistas principales del grupo C.I. Biocosta S.A. Esta empresa está conformada por cinco plantas extractoras y son los productores del 50% de la Zona Norte. El grupo Biocosta es una de las principales comercializadoras de aceite de palma en Colombia. También tiene varios negocios adicionales como transporte, comercialización de agroquímicos y producción de biodiesel a partir de la palma de aceite. 

Lo que ha pasado con los trabajadores de Palmagro S.A.

Desde el año pasado, un grupo de trabajadores ha tenido la inquietud y las ganas de organizarse para defender sus derechos. Primero comenzaron buscando asesorías específicas sobre algunos problemas con las EPS y la empresa, luego quisieron dar un paso más y fundar un sindicato. Todo estaba listo para que se diera la asamblea para constituir la organización sindical, pero la información se filtró y aquí empezó la empresa con sus actitudes antisindicales. Los directivos realizaron una campaña para no permitir la conformación del sindicato la cual dio al traste con las intenciones de los trabajadores.

Pero no todos fueron amedrantados por la empresa. Muchos entendieron que estaban ejerciendo un derecho y que era licito lo que estaban haciendo. Que no era nada malo. Decidieron seguir adelante y buscaron la ayuda de Sintraproaceites Nacional, se afiliaron y presentaron un modesto pliego de peticiones a la empresa el pasado 25 de agosto.

Palmagro S. A. se ha negado rotundamente a negociar el pliego y lo ha descalificado públicamente en reunión con sus trabajadores y trabajadoras. Las directivas de la empresa desconocen la ley, la constitución y los tratados internacionales que Colombia ha ratificado y que consagran el derecho a negociar las condiciones de trabajo en las empresas.

Debido a la negativa de la empresa, el sindicato instauró una tutela para reclamar el derecho a la negociación. La empresa la contestó mintiéndole al juez, pues envió una supuesta convocatoria hecha a los trabajadores para sentarse a negociar, algo que nunca pasó, porque el sindicato nunca recibió la comunicación y la reunión no se dio. La tutela fue negada por qué el juez estimó que había otras salidas para el conflicto, entre ellas un proceso ordinario.

Protesta en la sede de la empresa en Valledupar

Para reclamar los derechos y denunciar la actitud antisindical de Palmagro S. A. delegados de Sintraproaceites, en compañía de integrantes de otros sindicatos realizaron un mitin a principios de noviembre. La protesta se efectuó en la sede de la empresa en la ciudad de Valledupar. Durante dos horas, los sindicalistas gritaron arengas en defensa de sus derechos a sindicalizarse y a negociar. También recriminaron a la empresa, a su gerente y a la jefa de recursos humanos por tratar de impedir el proceso de organización de los trabajadores.

Ese mismo día, los representantes de los trabajadores conversaron con el director territorial del Ministerio del Trabajo en el Cesar, él les dijo que haría todo lo posible para que la empresa se sentara a negociar el pliego que se le había presentado y dio una fecha tentativa para que eso pasara: el 10 de noviembre.

El 10 de noviembre llegó. La empresa acudió al llamado realizado por el Ministerio de Trabajo, pero no se instaló la mesa. En vez de eso, el gerente amenazó con demandar a los trabajadores que habían realizado el mitin en su sede. Volvió a insistir en que ya habían convocado al sindicato y este no había acudido. Además, en una actitud cínica, dijo que son respetuosos del derecho de asociación pero que solo negociarán cuando una autoridad los obligue a ello.

Lo que piden los trabajadores

El pliego de peticiones que los trabajadores le presentaron a Palmagro S.A es sencillo. Son medidas que de implementarse mejorarían la calidad de vida de los trabajadores pero que no tendrían mayor costo para la empresa.

Según Jaider Crespo, trabajador de la empresa y líder sindical, los afiliados a la organización piden: estabilidad laboral, mejoramiento de los salarios, la construcción de un lugar donde tomar sus alimentos, una oficina de talento humano y la adquisición de un carro de emergencias. También le piden a Palmagro S.A. la creación de un fondo para préstamos.

Por el momento, los afiliados a Sintraproaceites en Palmagro S.A. no les queda otra opción más que resistir y ser fuertes en sus convicciones. Saben que su lucha es legal y que lo único que exigen son mejores garantías para su trabajo. Además, saben que en este momento es importante la solidaridad que otras organizaciones sindicales les puedan brindar.

Anterior

Los que sí y los que no sobrevivirán al recorte de personal universitario en 2021

Siguiente

Qué estudiaron y dónde los rectores de las universidades colombianas

Editora

Editora