ASPROUL

uando se esperaban posibles sanciones para el exsenador Julián Bedoya, la Fiscalía pide precluir el caso por considerar que no hay forma de demostrar que el hoy aspirante a la Gobernación de Antioquia hubiera cometido un delito.

El hecho ha causado molestia e indignación entre parte de los miembros y egresados de la Universidad de Medellín, quienes consideran que claramente sí hubo irregularidad en los hechos que llevaron a que, en 2019, la IES le entregara el título de Abogado, en una ceremonia (foto) en la que, anecdóticamente, el título de Bedoya fue el último que se entregó en la ceremonia, después de haber pasado todos los graduandos del programa en orden alfabético, tal y como se puede confirmar en el video del acto académico.

Entre otras irregularidades se destaca el hecho de que, para graduarse, Bedoya presentó 4 suficiencias y 3 exámenes preparatorios en un mismo día. En total, según se comprobó, Bedoya presentó 16 exámenes en el menor tiempo, aprobándolos todos en el primer intento. Tampoco presentó tesis ni examen de suficiencia de inglés. En su momento la Corte Suprema de Justicia conceptuó que “de conformidad con las pruebas se puede inferir a la luz de la lógica y la sana crítica que es poco creíble, por resultar inusual o casi un imposible físico que un estudiante surta tantos exámenes en tan poco tiempo (…).

Un egresado de derecho de la Universidad de Medellín –Esteban Jaramillo– quien también se graduó el mismo día que Bedoya Pulgarín, ha detallado las irregularidades en su página personal, al tiempo que lanzó una petición pública -que ha recibido el respaldo de cientos de personas- para que no se archive el proceso.

Jaramillo cuenta cómo el “trato” consistió en que Bedoya entregaría 6 mil votos para Aura Marleny Arcila en su aspiración al Concejo de Medellín. Arcila actuaba como presidenta del Consejo Superior y actuaba como pareja del entonces rector Néstor Hincapié

El 25 de abril se conocerá si se acoge la solicitud de la Fiscalía General de la Nación en el caso en el que se investiga a Bedoya Pulgarín por los delitos de falsedad ideológica en documento público, falsedad en documento privado, fraude procesal.

El proceso, que inició en la Corte Suprema de Justicia, pasó a la Fiscalía General de la Nación luego que el político liberal dejara de ser senador de la República, en donde era miembro de la Comisión VI, que trata temas de educación.

Cabe recordar que al interior de la propia Universidad de Medellín se investigó el caso que llevó a que la propia Universidad anulara el título de Bedoya, que el Ministerio de Educación sancionó a las directivas y que el entonces rector Néstor Hincapié debió renunciar tras la sanción del Ministerio, así como otros directivos y profesores involucrados en el escándalo.

Fuente: Para conocer todo el historial de noticias publicadas sobre este caso, solamente escriba Julián Bedoya en el buscador de El Observatorio de la Universidad Colombiana.