ASPROUL

El cambio en las políticas y el mercado han llevado a que hoy sean más demandados por las IES privadas los directores comerciales (vendedores) y promotores, que los investigadores y profesionales de calidad.

La realidad del sector es que cada día es más difícil, para la mayoría de IES, igualar, por lo menos, los números de matriculados de periodos anteriores. Si antes la planeción de profesores y cursos quedaba lista antes de salir de vacaciones en diciembre, esta es la fecha en la que aún no se consolidan y muchas universidades no saben si logran llenar cupos para abrir nuevos grupos y contratar profesores, o no. Empezó febrero y aún con clases comenzadas muchas universidades siguen con matrículas abiertas.

La crisis es una oportunidad, dicen los consultores, y mucho más en el tradicional y conservador ámbito de la educación superior, acostumbrado (cada vez menos) a tener, por adelantado los ingresos de un semestre, sentados en espera de que les llegaran los estudiantes.

Hoy es al contrario. El crédito directo, la beca y el descuento es lo que prima. Y en vez de que los estudiantes busquen universidad, son las IES las que deben ir hasta el estudiante para convencerlo.

Es claro, por las tasas democráficas, la competencia, los costos y las políticas de fomento a la educación superior pública (por lo menos mientras dure el gobierno de Gustavo Petro), que la crisis de la universidad privada colombiana no será temporal y que si estas no se reinventan en su oferta, es muy posible que el número de IES inactivas pueda aumentar en pocos años.

No es fatalidad, es realidad.

Buscar alternativas

Un buen número de rectores están, algo desesperados, buscando alternativas, más allá de echar gente, recortar presupuestos, sacrificar investigación, eliminar viajes, congelar inversiones en infraestructura, dilatar ascensos, recargar docentes de planta y eliminar cargos, entre otros.

Con la intención de resaltar iniciativas que, ojalá, les den resultado, y constituyan una bocanada de aire fresco para que las IES se “pellizquen” y superen algunas limitaciones, presentamos dos recientes noticias del sector que muestran la búsqueda de opciones de parte de dos universidades tradicionales: La Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad de La Sabana.

La Sabana le apuesta a los mayores de 50 años

La Universidad de La Sabana creó el programa Sapientia Silver Senior (foto), identificado por ellos como “un programa pionero en Colombia, que busca brindar experiencias a personas mayores de 50 años. Este programa está enfocado en mejorar la calidad de las personas cuando estan terminando su etapa laboral”.

El programa se compone de “experiencias”, certificables, y comprables individualmente o en paquete, en la que aprovechan el conocimiento de su personal académico para que las personas que van entrando a la tercera edad disfruten de conferencias, talleres y ejercicios prácticos, sin compromiso distinto al del propio conocimiento y el compartir.

Según la Universidad, el programa es para quienes nunca quieren parar, sino que quieren saborear la vida sin importar el ciclo vital en el que estén, buscando siempre una mejor versión de sí mismos.

Para participar los interesados deben adquirir una membresía para disfrutar cursos libres, actividades culturales, cursos académicos y servicios. En el próximo semestre se ofrecerán cursos libres como fotografía, pintura, cocinas del mundo y tenis de campo; cursos académicos como Historia del Siglo XX, Historia de la Salvación en el Arte y Grandes Religiones del Mundo; actividades como el Hay Cultura Unisabana, el Club de lectura, tertulias literarias, entre otras; y servicios como el Centro de Acondicionamiento Físico (CAF) y las asesorías familiares.

La Javeriana formará maestros de obra

La Pontificia Universidad Javeriana y Cemex Colombia anunciaron este 31 de enero la alianza con la que buscan perfeccionar y actualizar los conocimientos de profesionales y no profesionales que trabajen en el sector de la construcción.

“Unimos esfuerzos para permitir que maestros de obra y personas dedicadas a la construcción tengan acceso a información actualizada sobre temas relacionados con manejo de concretos y otros materiales de obra. Uno de nuestros objetivos como compañía es que cada vez más personas dedicadas a la construcción tengan acceso a conocimientos de calidad para potenciar su actividad”, sostuvo Alejandro Ramírez, presidente de Cemex para Colombia y Perú.

Con ofertas educativas como esta, Cemex y la Pontificia Universidad Javeriana tienen el propósito de acercar a más personas, con o sin estudios previos, a una oferta académica que les permita ejercer de mejor manera su profesión u oficio, acceder a información actualizada y generar procesos cada vez más innovadores.

El anuncio de la alianza lo hizo el rector de la Javeriana, P. Luis Fernando Múnera Congote, S.J. junto con Alejandro Ramírez, presidente de Cemex para Colombia y Perú.

Fuente: Observatorio de la Universidad Colombiana.