Eventos

Aprobada ley que regula el trabajo en casa

Conozca el Proyecto de Ley 352 de 2020

Descargar (PDF, 7.65MB)

Fue aprobado en último debate, por el Senado de la República, el proyecto de ley 352/20S–429/20C, por el cual se regula el trabajo en casa y se dictan otras disposiciones. La iniciativa pasa a conciliación con la Cámara de Representantes y luego irá a sanción presidencial.

Según el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, este proyecto de ley nace de las circunstancias generadas por la pandemia, por lo que es necesario proteger los temas laborales y de trabajo en el país, ya que actualmente no existe normativa relacionada. (Lea: Aprendices con alternativa de trabajo en casa pueden recibir auxilio de conectividad digital)

Además, señaló, el 93 % de las personas realiza labores domésticas mientras trabaja, por ello se debe conciliar la vida laboral y familiar y ese es, justamente, el objeto del proyecto.

Así mismo, el funcionario recordó que teletrabajo y trabajo en casa no son iguales, en el primer caso la vinculación laboral se especifica desde el inicio, mientras que el trabajo en casa debe pactarse siempre por escrito.

Estos son los principales aspectos de la iniciativa:

  1. Derecho a la desconexión laboral: todo empleado que ejerza sus funciones bajo la modalidad de trabajo en casa tiene derecho a que se le respeten los horarios de trabajo pactados en el contrato inicial.

  2. La jornada laboral máxima será de 8 horas diarias y 48 horas a la semana.

  3. Las horas extra no podrán superar las dos horas diarias ni 12 horas semanales.

  4. El trabajador debe realizar su carga habitual de trabajo y no debe tener sobrecargas adicionales

  5. Los empleadores deben promover las pausas activas. 

  6. Se debe respetar la vida personal y los descansos a los que tiene derecho el trabajador.

  7. Uno de los beneficios que reglamenta el proyecto de ley es el auxilio a la conectividad digital, para aquellas personas que ganan hasta dos salarios mínimos y reciben el auxilio de transporte bajo la modalidad de trabajo presencial.     

Fuente: Ámbito Jurídico 

 

 

Anterior

Méritos y éxito académico: ¿Ganados, heredados o comprados?

Siguiente

Trabajos tóxicos: Los 8 males del profesor universitario

Editora

Editora

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *