ASPROUL

Este organismo resaltó que el país avanza hacia un nivel de economía más sostenible.
POR: DANIEL HERNÁNDEZ NARANJO

Fuente: Diario Portafolio

El Fondo Monetario Internacional culminó esta semana su visita a Colombia, en el marco de la Misión del Capítulo 4, en la que se da un vistazo a la situación económica de los países que hacen parte de los acuerdos con esta autoridad, y entregó sus observaciones para garantizar el crecimiento durante los próximos meses.

De acuerdo a lo dicho durante la rueda de prensa de este miércoles 14 de febrero, el FMI sostuvo que si bien la economía local va hacia un nivel de mayor sostenibilidad, puesto que ha caído la inflación y el déficit de cuenta corriente externa, es necesario tomar medidas frente al uso inteligente de los recursos para sortear la crisis que se vive hoy día.

Ceyda Oner, jefe de la Misión para Colombia del Fondo Monetario Internacional, sostuvo que en primer lugar es importante que se priorice la destinación de los recursos hacia la inversión y ser cautelosos en el gasto, ya que el margen de maniobra es por ahora menor a lo que se tenía en otros años.

“La economía está en camino de continuar esta tendencia de caída de inflación y recuperación lenta en 2024 antes de alcanzar su potencial a mediano plazo. Se espera que el PIB real se expanda un 1,3 por ciento este año a medida que las políticas macroeconómicas se normalicen gradualmente”, dijo Oner.

Esta vocera del FMI agregó que esperan que “el consumo privado, actualmente por encima de los niveles previos a la pandemia, se modere este año a medida que los hogares se apalanquen y las condiciones del mercado laboral se suavicen, mientras que se espera que la inversión privada se recupere gradualmente, aunque permaneciendo por debajo de los niveles previos a la pandemia”.

Pesos colombianos

Por otra parte, en los reportes de este organismo de las Naciones Unidas, se advierte que aunque los riesgos han disminuido, persiste la posibilidad de un timonazo a la baja para la economía y si bien los riesgos para la economía global se han moderado, aunque siguen siendo altos.

“Una intensificación de las tensiones geopolíticas en todo el mundo podría tensar aún más las condiciones financieras globales, interrumpir las cadenas de suministro y aumentar los precios globales de los alimentos, afectando negativamente las perspectivas de crecimiento de Colombia y agregando presiones inflacionarias”, dijo Ceyda Oner.

Otro de los aspectos importantes sobre los que habló el Fondo Monetario Internacional tuvo que ver con las reformas sociales. Aquí señaló que destaca sus intenciones de inclusión y búsqueda de la equidad, pero que se deben diseñar teniendo en cuenta que los incentivos económicos fomenten la inversión y vayan de la mano con la realidad económica del país.

“Revertir las caídas en la productividad total de los factores de Colombia observadas durante las últimas tres décadas requerirá mejoras en el clima empresarial, incluyendo la simplificación de regulaciones, la reducción de la rigidez del mercado laboral, proporcionando más certidumbre política (por ejemplo, sobre precios regulados) y eliminando cuellos de botella que mantienen a las empresas más pequeñas y fuera de la economía registrada”, dice el informe.

Esta misión destacó que la economía del país se ha mostrado resiliente después de la pandemia y que gracias a esto, hoy en día las proyecciones económicas para el país son mejores. Sin embargo, pide no cantar victoria y ser cautelosos con los pasos que se vienen, especialmente en el corto plazo, donde se enfrentará la desaceleración.

“Los aumentos planificados en el déficit general y la deuda este año representan riesgos fiscales. El recientemente publicado Plan Financiero 2024 tiene como objetivo una mejora en el saldo primario neto estructural en 1,2 puntos porcentuales, según la regla fiscal, lo que representa una postura fiscal contractiva apropiada tanto en los balances del GCN como del SPC, ayudando a reducir de manera duradera los desequilibrios restante”, concluyó Ceyda Oner, del FMI.

Para esta autoridad, por ahora lo más importante es garantizar que haya una alianza entre la inversión pública y privada, especialmente en infraestructura, para que esto se traduzca en crecimiento para las regiones y salidas a la caída de la producción que se está viviendo en el país desde hace meses.

DANIEL HERNÁNDEZ NARANJO
PORTAFOLIO