Eventos

En la nueva era de la Corte Constitucional se destacan los docentes y las mujeres

Fuente: Ámbito Jurídico.

Una nueva etapa en el Derecho colombiano se empezará a escribir en los próximos años, luego de la elección en propiedad de cinco magistrados de la Corte Constitucional, guardiana de la Carta Política y distinguida por su trabajo en materia de revisión de normas y por la resolución de tutelas a favor de ciudadanos vulnerables.

Casi nueve meses tuvieron que pasar para que fueran elegidos los nuevos togados de esta corporación judicial. Es necesario recordar que la conformación de las ternas de la Presidencia de la República y, especialmente, de la Corte Suprema de Justicia hicieron demorar esta nueva etapa.

Y es que todos los temas que llegan a la Corte son trascendentales, por supuesto, como en este momento histórico del país para el posconflicto y la necesidad de afrontar institucionalmente la crisis de credibilidad que vive la justicia por cuenta de inauditos casos de corrupción. (Lea: Una línea histórica de las cartas magnas de Colombia)

La exmagistrada María Victoria Calle había indicado a ÁMBITO JURÍDICO que la vida de este organismo judicial puede describirse en cuatro valiosas etapas, que han dejado huella no solamente en la comunidad judicial, sino en todas aquellas generaciones que se han visto protegidas a través de su jurisprudencia.

(i)                 Etapa de transición

Ocurrida en 1992. A esa Corte le correspondió ser pionera en la interpretación de unas cláusulas sin antecedentes en el constitucionalismo colombiano y reinterpretar a la luz del nuevo contexto las instituciones que tenían una relativa continuidad en el orden jurídico.

Debía entonces marcar la frontera con el régimen constitucional anterior, sin perder los aportes hechos durante la vigencia de este último. Tenía un alto nivel de conocimientos del pasado institucional, pero también con una clara perspectiva del cambio.

Magistrados de esta época:

–          Simón Rodríguez Rodríguez (1991 – 1993)

–          Jaime Sanín Greiffenstein (1991 – 1993)

–          Ciro Angarita Barón (1992 – 1993)

(ii)               Etapa de profundización e identificación

Periodo trascurrido entre 1993 y el año 2000. Esa generación de magistrados se vio ante el desafío de enfrentar el éxito de las nuevas instituciones y de las reformas a las preexistentes, así como de profundizar el sentido y el fundamento de las normas constitucionales, para darles una base más sólida.

Estas dos Cortes del siglo XX no solo enfrentaron con gran solvencia esos desafíos, sino que además le imprimieron un estilo a la jurisprudencia caracterizado por el lenguaje claro y en ocasiones estéticamente admirable, y por una manera de argumentar generalmente accesible a los no abogados.

Magistrados de esta época:

–          Jorge Arango Mejía (1991 -1998)

–          Eduardo Cifuentes Muñoz (1991 – 2000)

–          José Gregorio Hernández (1991 – 2001)

–          Fabio Morón Díaz (1991 – 2001)

–          Alejandro Martínez Caballero (1991 – 2001)

–          Hernando Herrera Vergara (1993 – 1999)

–          Vladimiro Naranjo Mesa (1993 – 2000)

–          Antonio Barrera Carbonell (1993 – 2000)

–          Carlos Gaviria Díaz (1993 – 2001)

(iii)             Etapa de tecnificación de la jurisprudencia

Etapa trascurrida entre el año 2000 e inicios del 2009. Estuvo  integrada en su mayoría por juristas académicos, que habían dedicado parte de su trayectoria a la investigación, a la escritura de tratados o manuales de Derecho y cuya función consistió en refinar metodológica, conceptual y doctrinalmente los aportes hechos por sus predecesores.

Magistrados de esta época:

–          Alfredo Beltrán Sierra (1998 – 2006)

–          Álvaro Tafur Galvis  (1999 – 2007)

–          Luis Eduardo Montealegre (2001 – 2004)

–          Manuel José Cepeda Espinosa (2001 – 2009)

–          Jaime Córdoba Triviño (2001 – 2009)

–          Marco Gerardo Monroy (2001 – 2009)

–          Jaime Araujo Rentería (2001 – 2009)

–          Rodrigo Escobar Gil (2001 – 2009)

–          Clara Inés Vargas (2001- 2009)

–          Humberto Antonio Sierra (2004 -2012)

(iv)              Plural y contramayoritaria

Etapa trascurrida entre el año 2009 e inicios del 2017. Sobre este periodo, el magistrado Luis Guillermo Guerrero ha concluido que se han resuelto muchas veces cuestiones en contra de otras instituciones, las cuales, a su vez, son impopulares, complejas y difíciles pero que al final todas estas están dotadas de la fuerza que le da el derecho. (Lea: 10 videoconferencias sobre Derecho Constitucional colombiano)

Las providencias sobre matrimonio y la adopción a favor de las parejas del mismo sexo, el componente de justicia en la reforma de Equilibrio de Poderes y sobre los proyectos mineros en los páramos son algunos ejemplos de los trascendentales avances en materia de derechos contramayoritarios.

Pero no puede obviarse el escándalo de Fidupetrol que afectó la imagen del alto tribunal y tuvo como consecuencia la salida de Jorge Ignacio Pretelt antes de culminar su periodo institucional.

Magistrados de esta época:

–          Nilson Pinilla Pinilla (2006 – 2014)

–          Juan Carlos Henao (2009 -2012)

–          Mauricio González Cuervo (2007 – 2015)

–          Maria Victoria Calle (2009 – 2017)

–          Jorge Iván Palacio (2009 – 2017)

–          Gabriel Eduardo Mendoza (2009 – 2017)

–           Jorge Ignacio Pretelt (2009 – 2017)

–          Luis Ernesto Vargas Silva (2009- 2017)

–          Luis Guillermo Guerrero (2012 – 2020)

–          Alexei Egor Julio Estrada (2012- 2013).

–          Alberto Rojas Ríos (2013 – 2021)

–          Gloria Stella Ortiz (2014 – 2022)

–          Alejandro Linares Cantillo (2015-2023)

La actual – 2025

 

El alto tribunal, renovado con nuevas caras, Antonio José Lizarazo, Carlos Bernal Pulido, Diana Fajardo Rivera, Cristina Pardo Schlesinger y José Fernando Reyes Cuartas, seguirá marcando la historia legal del país.

Por eso hay que mencionar algunos rasgos importantes de esta nueva era. La principal es que todos los magistrados son destacados docentes desde hace varios años.

Sin olvidar también, y no es un dato menor, que será la primera Corte que contará con tres mujeres: Ortiz, Fajardo y Pardo. (Lea: Las grandes decisiones de la Corte Constitucional en este cuarto de siglo)

Ahora bien, frente a su formación académica se debe mencionar que tan solo Carlos Bernal tiene dos doctorados y dos son candidatos para recibir este grado máximo, Linares y Rojas. Por otro lado, debe precisarse que cinco tienen estudios en maestría y uno no cuenta con posgrado. Es importante preguntarse si en otros sistemas judiciales se presenta esta misma situación en cuanto al grado de formación académica necesaria para llegar a una magistratura de alto nivel.

Académicamente, es claro el protagonismo que tiene la Universidad Externado de Colombia, tiene a tres de sus egresados dentro de los nueve togados: Bernal, Ortiz y Rojas; luego sigue la Universidad de Los Andes con dos, Linares y Fajardo. En este punto vale la pena resaltar que tan solo un magistrado, José Fernando Reyes, es titulado como abogado de una universidad pública.

En cuanto a experiencia laboral, la mayoría fueron magistrados auxiliares de esta corporación y algunos ejercieron su profesión en la Procuraduría General de la Nación, así como en entidades de la Rama Ejecutiva.

Se debe terminar este balance recordando, nuevamente, a la exmagistrada Calle cuando traía a colación las palabras de Hegel para referirse y definir una nueva era: “el búho de Minerva solo alza su vuelo al anochecer. Al final de este periodo será posible emitir un juicio justo y comprehensivo sobre esta época”.

Anterior

¿Qué es la tal “paz completa”?

Siguiente

IV ENCUENTRO DE MINERIA

Editora

Editora

SHARE

En la nueva era de la Corte Constitucional se destacan los docentes y las mujeres