ASPROUL

Con votos liberales y del Partido de La U, la plenaria hunde la ponencia alternativa y aprueba la ponencia del Gobierno sobre el proyecto de ley que busca cambiar de raíz el sistema de pensiones. Falta votar los artículos.

Las sillas de la mayoría de los senadores del Partido Liberal permanecieron vacías durante buena parte del debate sobre la reforma pensional en la tarde de este lunes en el Congreso de la República. Nueve de los 13 congresistas liberales estaban reunidos en la Casa de Nariño con el presidente Gustavo Petro y con el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, quien por décadas perteneció a ese partido. Esos senadores desobedecieron al presidente del partido, César Gaviria, y finalmente lograron un acuerdo con Petro sobre el punto más debatido del proyecto, el umbral hasta el cual todos los ciudadanos deberán aportar sus pensiones al sistema público. El humo blanco se logró después de varias horas de negociación, al reducir de 3 salarios mínimos, como lo proponía el Gobierno, a 2,3 salarios. A partir de ese monto, los colombianos cotizarán en los fondos privados de pensión. Este consenso permitió destrabar la discusión de la reforma social más importante del Ejecutivo, después del naufragio de la reforma a la salud.

Los senadores Alejandro Chacón, Karina Espinosa, Fabio Amín, Jaime Durán, Claudia Pérez, Laura Fortich, Alejandro Vega, Juan Diego Echavarría y John Jairo Roldán regresaron a la plenaria después del encuentro con Petro a tiempo para que sus votos aseguraran el hundimiento de una ponencia del Partido de la U que ponía el umbral en 1,5 salarios. Minutos después de la caída de la ponencia alternativa, ese mismo bloque de senadores liberales apoyó al Gobierno para aprobar su informe de ponencia positiva. Con esta doble decisión, el Senado por fin le da vía libre a la discusión de los artículos del proyecto de ley que busca cambiar de raíz el sistema de pensiones. El Gobierno espera que los parlamentarios los voten positivamente esta semana y que, así, finalmente el Senado apruebe la reforma. Esta sería la primera gran victoria política del Gobierno en el Congreso desde la aprobación de la reforma tributaria de octubre de 2022. Sin embargo, después de pasar en el Senado, la reforma deberá ser discutida en la Comisión Séptima y en la plenaria de la Cámara de Representantes para convertirse en ley, todo esto antes del 20 de junio, en poco más de dos meses, lo que deja un margen de tiempo muy estrecho. El ministro Velasco celebró el resultado del diálogo con los senadores liberales: “Logramos un acuerdo de fondo, estructural, sobre los elementos centrales de la reforma”. Además de bajar el umbral, el Gobierno se comprometió a que los ahorros de las pensiones de los colombianos serán manejados con independencia en una entidad distinta a Colpensiones. “Habrá una junta directiva independiente para preservar y crecer los ahorros”, confirmó Velasco.

Al acuerdo entre los liberales y el Gobierno se suman los votos de al menos siete de los diez senadores del Partido de la U, que también están apoyando la iniciativa del presidente Petro. Con esto, más los votos del Pacto Histórico, el partido Alianza Verde, el partido Comunes, el partido en Marcha y uno del partido Mira, el Gobierno logró sumar 49 votos positivos contra 33 negativos. Se espera que la votación de los artículos sea similar.

La ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, responsable de esta reforma, celebró la decisión del Senado al terminar la plenaria: “Es un motivo de alegría saber que vamos avanzando en la reforma pensional, que tiene como objetivo la protección a la tercera edad”, dijo. Y añadió: “Hoy tenemos un régimen que no cumple su función, que no pensiona”.

Ramírez, quien estuvo acompañada durante todo el debate del presidente de Colpensiones, Jaime Dussán, explicó los fundamentos del proyecto. “El informe de ponencia positiva incluye la estructura de pilares que busca ampliar la cobertura y generar inclusión y equidad. Es una posibilidad para todos los colombianos”. La ministra insistió en que la reforma permitirá garantizar un ingreso mínimo para más de dos millones de ancianos que hoy en día no tienen pensión. “El que no tiene, tendrá un ingreso solidario; al que cotiza y no alcanza a tener requisitos, le daremos una renta vitalicia muy importante que le garantiza protección hasta el último día de su vida”. Recordó, además, que en el pilar contributivo se complementarán los dos regímenes actuales, el público y el de ahorro individual en fondos de pensiones privados.

La senadora indígena Martha Peralta, ponente de la reforma, también celebró el triunfo de la ponencia positiva. “Tanto esfuerzo valió la pena, la felicidad es infinita. Ahora la plenaria del Senado debatirá el articulado sobre la propuesta del Gobierno del Cambio. Esperanza en los colombianos por una vejez mejor”.

La oposición rechazó la decisión del Senado. Miguel Uribe, congresista del Centro Democrático, acusó al presidente de querer usar la plata de las pensiones para la Constituyente: “Es el momento de la unidad para enfrentar la amenaza que representa Petro, un aprendiz de dictador”. David Luna, de Cambio Radical, también expresó su rechazo al proyecto, con un poco más de moderación: “Por tercera vez, votamos negativamente la reforma pensional del Gobierno Petro”, escribió en su cuenta de X. Y dio tres argumentos para ello: “1) Acaba con la libertad de elección. Ningún colombiano podrá decidir si quiere tener sus ahorros en un fondo privado, no solo que le genere mayores rentabilidades, sino más confianza que la que genera Colpensiones. 2) Porque el pilar solidario no necesita reforma pensional sino voluntad política. Tras 20 meses de Gobierno, el presidente no ha sido capaz de cumplirle la promesa que le hizo a los adultos mayores en campaña. 3) Porque no piensa en nuestros jóvenes y prácticamente los condena a que se les cobren reformas tributarias para cubrir el gasto adicional que se necesitará en el futuro”.

A pesar del esperable rechazo de la oposición, esta semana comienza con un nuevo aire para Petro en el Senado. Además de la victoria de la reforma pensional en la plenaria del Senado, el Gobierno logró que la plenaria de la Cámara de Representantes aprobara en segundo debate la reforma de educación, liderada por la ministra Aurora Vergara. Aunque aún son débiles, las mayorías que se han logrado en ambas cámaras le permiten pensar al Gobierno que las reformas que prometió en campaña pueden encontrar un camino en el Legislativo.

Fuente: Diario El País , columna escrita por JUAN MIGUEL HERNÁNDEZ BONILLA