ASPROUL

La prohibición de las corridas de toros en Colombia está a un debate de ser ley.

Por primera vez en Colombia, un proyecto de ley que busca prohibir las corridas de toros en todo el territorio nacional pasó a cuarto debate en la Cámara de Representantes. Tras diversas opiniones y consideraciones éticas, la iniciativa defendida en la Comisión Sexta recibió el respaldo de la mayoría de los legisladores y pasó a su última discusión en la plenaria para convertirse en ley.

Con 10 votos a favor y uno en contra, este proyecto hace un llamado al Ministerio de Cultura para que los lugares en los que hoy se practica “la fiesta brava” sean transformados en espacios para la realización de actividades culturales, artísticas y de deporte, todo esto de la mano con las entidades territoriales.

Aunque algunas voces críticas a la iniciativa advierten su preocupación por los empleos que generan las corridas, el representante ponente, Alejandro García, ha asegurado que el proyecto reconoce la necesidad de brindar alternativas a esta población. “Les estaremos brindando garantías a aquellos que demuestren que sus ingresos se derivan de estas actividades. Colombia es uno de los únicos ocho países en los que se practica la tauromaquia y ya es momento de cambiar eso”, dijo García durante el tercer debate.

Por su parte, la senadora y autora del proyecto, Esmeralda Hernández, asegura que confía en el voto positivo de la plenaria de la Cámara, escenario en el que se dará el cuarto y último debate para lograr convertirse en ley. “Yo creo que lo vamos a lograr. Este es un logro de las personas que se han abierto camino y que se han entregado a esa lucha en el Congreso y en las calles para que hoy esto sea una realidad”, expresó Hernández.

Pese a que el proyecto cuenta con el aparente apoyo de gran parte de los representantes, se anticipa un intenso debate en la plenaria con voces defensoras de los derechos de los animales, por un lado, y voces defensoras del derecho a la libre expresión artística y cultural, por el otro.

Colombia es uno de los únicos ocho países en el mundo en los que la tauromaquia continúa siendo legal, según la organización Humane Society InternationalLos otros son España, Ecuador, Francia, México, Perú, Portugal y Venezuela.

En La Red Zoocial le contamos cómo es el panorama de esta práctica en estos otros lugares.

España

La tauromaquia es originaria de España y se remonta a la edad de bronce, cuando solo la realeza la practicaba. En este país las corridas de toros no solo están reguladas, sino que también están protegidas por tres leyes ordinarias y por dos sentencias del Tribunal Constitucional.

Uno de esos fallos del Tribunal Constitucional, en 2016, anuló la prohibición de los toros en Cataluña al considerar que el Parlamento invadió competencias del Estado. La segunda, de diciembre de 2018, anuló varios artículos de la Ley Balear que impedía la muerte del toro en la plaza.

“La Tauromaquia forma parte del patrimonio histórico y cultural común de todos los españoles, en cuanto a actividad enraizada en nuestra historia y en nuestro acervo cultural común”, dice la ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural.

No obstante, en 2020 la UNESCO se negó a declarar a la tauromaquia como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

México

En México las corridas de toros están prohibidas en solo cinco de los 32 estados: Coahuila, Guerrero, Quintana Roo, Sinaloa y Sonora.

En Ciudad de México, la capital del país, se dictó el 27 de mayo de 2022 la suspensión provisional de las corridas de toros en la Plaza México, la más grande del mundo, con capacidad para casi 50.000 espectadores. La asociación civil Justicia Justa interpuso una demanda por el derecho a un medio ambiente sano que aparece en el artículo 4 de la Constitución mexicana. El juez lo aceptó y el asunto estuvo en discusión jurídica.

Sin embargo, en febrero de este año, un Tribunal Colegiado de Ciudad de México revocó finalmente la suspensión provisional. La empresa que gestiona Plaza México, Espectáculos de Monterrey Sociedad Anónima (EMSA), escribió junto con el comunicado de la decisión judicial que “estas resoluciones confirman que la voluntad de unos cuantos no puede imponerse a terceros anteponiéndose a las normas y derechos aplicables. En un régimen democrático, todos tenemos derecho a disfrutar y a trabajar en una actividad que es lícita en pleno ejercicio de nuestras libertades. Olé. Ganó la libertad a la fiesta de los toros, en hora buena para toda la afición taurina”.

Ecuador

En Ecuador las corridas de toros despiertan pasiones encontradas, pues han sido por mucho tiempo parte de las festividades locales de algunas regiones. Sin embargo, en los últimos años, los defensores de los animales han cuestionado fuertemente esta práctica, argumentando que el sufrimiento infligido a los toros es injustificable y que el entretenimiento humano no debe basarse en maltrato, violencia ni crueldad animal.

Los festejos taurinos están prohibidos en Quito, capital del país, debido a las restricciones aprobadas por dos dirigentes de izquierda: el expresidenteRafael Correa y el exalcalde Jorge Yunda.

Perú

La tauromaquia es una práctica bastante popular en este país. Aunque la práctica ha sido objeto de controversia en los últimos años, con críticos que argumentan que es cruel, muchos peruanos siguen defendiendo las corridas como una tradición arraigada en su historia y cultura. De hecho, en febrero de 2020, el Tribunal Constitucional de Perú se negó a abolir las corridas de toros como pedía una demanda colectiva.

Portugal

Aunque en Portugal las corridas de toros son legales, su popularidad cada vez es menor. De acuerdo con registros de la Inspección General de las Actividades Culturales (IGAC), el número de espectáculos taurinos registró un mínimo histórico en 2023, con solo 166 eventos. Los expertos aseguran que esta actividad apunta más a una desaparición natural que a una abolición, ya que apenas genera debate político en el país. En Portugal, a diferencia de España, está prohibido por ley matar al toro en la plaza.

Venezuela

En Venezuela las corridas de toros tienen mayor importancia en el occidente, sobre todo en los estados centrales y andinos. Aunque han sido prohibidas en varias localidades, en la actualidad se siguen practicando en los estados de Zulia, Carabobo, Aragua, Trujillo, Guárico, Yaracuy, Barinas, Táchira y Mérida, siendo estos dos últimos los más taurinos del país.

Francia

Las corridas de toros están prohibidas en casi toda Francia. La legislación, que las considera maltrato animal, solo contempla una excepción: las regiones del sur, donde se considera que existe una tradición cultural.

Fuente: Diario El Espectador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *