Las 10 recomendaciones para el nuevo gobierno, según el equipo de empalme del sector trabajo

Desde este 07 de agosto, Gustavo Petro será el primer presidente de izquierda en Colombia. En su mandato tendrá mucho por hacer para cumplir las promesas con las cuales fue elegido. Sobre los retos que le esperan, decenas de personas trabajaron durante varias semanas en lo que se conoció como el empalme. Diversos equipos construyeron documentos para presentarle al nuevo presidente. Uno de esos equipos fue el del sector trabajo.

En esta nota recopilamos las 10 recomendaciones que el equipo de empalme le dejó al presidente Gustavo Petro. Se trata de una serie de encargos que se deberán implementar desde el gobierno para hacer que se cumpla el plan de gobierno que se ha trazado. Las recomendaciones responden a la pregunta “¿Cuáles serían las iniciativas concretas del Programa de Gobierno del Presidente electo que deberían ser gestionadas prioritariamente por este sector o mesa?”

Las 10 recomendaciones al nuevo gobierno

El documento conocido trae estar 10 recomendaciones al nuevo gobierno.

  1. Preparar y elaborar el o los proyectos de ley necesarios para la presentación de una reforma pensional, bajo el liderazgo de la Presidencia de la República y el Ministerio de Trabajo, con el apoyo técnico de las diferentes instancias del sector público competentes en el asunto, en especial Colpensiones, el Ministerio de Hacienda y el Departamento de Planeación Nacional, para su correspondiente trámite en el momento que se considere oportuno.
  2. Analizar y establecer la existencia de brechas de regulación en Colombia para habilitar el trámite de ratificación del Convenio 102 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la seguridad social (norma mínima).
  3. Realizar el diseño y adelantar la reestructuración del piso de protección en la vejez de carácter no contributivo que brinde un ingreso básico a la población excluida del esquema contributivo y los trabajadores (as) del cuidado no remunerado, teniendo en cuenta las grandes deficiencias del sistema actual, unificando, eliminando y/o rediseñando diversos programas asistenciales como Colombia Mayor, programa de ex madres comunitarias y ex madres sustitutas y programa de beneficios económicos periódicos- BEPS. Así mismo, consistente con lo anterior, si es del caso rediseñar el subsidio de aporte a pensión del fondo de solidaridad pensional; esto en el marco de la recomendación 202 de la OIT.
  4. En materia de generación de empleo, propender por un marco institucional favorable al desenvolvimiento de la actividad económica, especialmente de sectores estratégicos para la generación de empleo como el industrial y el agropecuario.
  5.  Se considera importante el diseño y estructuración de programas de empleo liderados por el gobierno nacional dirigidos a las entidades territoriales más afectadas por el desempleo, implementados a nivel subnacional y con participación del sector privado, teniendo en cuenta la perspectiva de género, los enfoques diferenciales y su articulación con los empleos verdes y de los jóvenes.
  6. Adoptar mecanismos tendientes a mitigar los efectos de situaciones de crisis por alto desempleo. Esto incluye revisar la protección al cesante con el objeto ampliar su cobertura hacia trabajadores como los de prestación de servicios y conectado con políticas para la vinculación laboral.
  7. Rediseñar la estructura de la Unidad Administrativa Especial del Servicio Público de Empleo acorde a lo previsto en el convenio 88 de la OIT ratificado por Colombia en 1967, para ser transversal a la misionalidad de la entidad con el ámbito de intervención de la política de empleo, al tiempo de favorecer alternativas de apropiación social de la Entidad.
  8. Revisión del funcionamiento actual y redireccionamiento de la política de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio de Trabajo para el ejercicio efectivo de la investigación y sanción por violación de normas laborales.
  9.  En materia de formación para el trabajo, el SENA se considera importante para el fortalecimiento de capacidades y, la integración y articulación con el entorno en el marco del programa de gobierno.  Considerar orientar su oferta de programas de formación con pertinencia y calidad a partir de los requerimientos de los territorios, desde la industria local, pero también desde las líneas estratégicas de transición energética, sostenibilidad ambiental, bienestar social, turismo, agroindustria, productividad y economía popular, entre otras. Así mismo, evaluar y adaptar metodologías para la formación y para la productividad en comunidades diversas.
  10. Sería conveniente adoptar un plan nacional de fomento y desarrollo de la economía social-solidaria en el país, que permita o favorezca las formas cooperativas en el campo, así como las formas organizativas que incluyan la economía popular.

También hay una serie de recomendaciones y preguntas relacionadas con los temas urgentes que se deberían implementar desde el sector trabajo. En próximas notas hablaremos de ellas.

Fuente: Agencia de Información Laboral AIL – Escuela Nacional Sindical